Con motivos de las vacaciones navideñas, y como cada año, cierro unos días para descanso personal. Concretamente del 21 de diciembre al 6 de enero.

Cualquier duda o consulta, el teléfono y WhatsApp estarán operativos a partir del día 7 de enero en el horario habitual. Hasta entonces no podré leer ningún mensaje ni atender llamadas (¡bendito sea el WhatsApp Bussiness!).

Sabéis que muchos de vosotros habéis recibido la “turra” de Navidad en consulta, esa en la que intento recordaros lo importante en vuestra alimentación y blablablá. Pero ¿cómo me voy a ir sin dejaros por aquí mis deseos de que paséis unas bonitas fiestas? Que descanséis los que podáis, que juguéis con vuestros niños, que disfrutéis del sol y de la niebla, que este año creo que no nieva, y que dejéis atrás un 2020 lleno de tantas enseñanzas y desesperaciones.

Ojalá hayamos, al menos, aprendido lo que de verdad importaba en 2020 para que el 21 no nos decepcione tanto. Aprender a vivir en el presente, disfrutar del sol, de la naturaleza, de la compañía, sea cual sea. Respetar nuestro cuerpo y nuestra mente, manteniéndolos sanos, con buenos alimentos, ejercicio físico que nos haga respirar tan profundo que se nos olvide lo tóxico que presionaba hasta nublarnos.

Comed bien, muchachos, alimentad al cuerpo que nos envuelve, que solo tenemos uno. Disfrutad de la lógica en estos días, sin caer en la sinrazón. Es el único modo de sacar la mejor versión de uno mismo, la que más te guste, y de no perderse el respeto. Veréis que pocos remordimientos aparecen luego.

Felices fiestas y año 2021.

Salud y buenos alimentos.

Helena Rubio