Ya sabéis que, en cada período vacacional, registro con datos estadísticos, qué tal le va a la pequeña representación de población a la que ayudo y enseño a comer que viene a consulta y le pillan LAS VACACIONES. En este caso período estival, lleno de eventos (por fin…que vaya años de pandemia), comidas y excepciones. Por ello, aquí tenéis los resultados de verano 2022

He de decir que este año los resultados son ESPECTACULARES. Estoy muy feliz de notar la mejoría, leve aún, claro, todo lleva una progresión, no solo en los pacientes, sino también en mi propio trabajo, pero una progresión muy positiva.

Os pongo en antecedentes, aunque también podéis leer en este blog los resultados de años anteriores, pero os resumo que en 2020 más del 60% de mis pacientes subieron peso y solo el 37.6% se mantuvo o bajó peso. En 2021, el 54.08% subió peso y el 45.92% lo mantuvo o bajó. Y en 2022 un 51% ha subido peso y un 49% lo ha mantenido o bajado (casi mitad y mitad).

Aquí tenéis la gráfica de los resultados de verano 2022:

Como os decía, todos los datos han mejorado. Sobre todo, los datos de subida de peso de más de 1 kg y de más de 3 kg. En 2021 subieron más de 1 kg el 29.59% y este año solo el 25%, y en 2021 subieron más de 3 kg el 11.22% y este año se ha reducido al 10%.

Además, los que han mantenido peso han aumentado de un 15.31% a un 20% y los que han disminuido peso han sido algo menos, de un 30,61% a un 29, pero siguen siendo, ambos dos, un grupo de población en crecimiento. Esto deja clarísimas varias cosas:

  • Es posible comer bien y seguir hábitos saludables, dieta equilibrada y planificada, buena conducta y pensamientos, durante los períodos vacacionales (5 semanas como en 2021).
  • La concienciación de la población en la importancia de trabajar la BASE EDUCACIONAL de su alimentación es mayor.
  • Y que aumente la población que mantiene su peso durante períodos, donde se come diferente, en otros lugares, otras comidas o se realicen más excepciones, significa que se puede, que es posible vivir tu vida sabiendo hacer esos pequeños cambios, sabiendo decidir correctamente, sin sentir culpa, remordimientos ni el pensamiento de “luego me pongo a dieta”. Tu salud no entiende de períodos, no entiende de días, es un constante, es un progreso, y no tiene porqué interrumpirse ni venirse abajo. Solo hay que aprender a hacerlo.

No se si dejo claro lo feliz que me ponen estos datos, me anima a seguir por esta senda y aniquila los malos ratos. Porque juntos podemos solucionarlo.

Felicidades a todos, a los que lo han conseguido y a los que están camino de conseguirlo. Nunca es tarde y, sobre todo ¡no es imposible!

¿Seguimos? =)