El perejil es una de las hierbas aromáticas más utilizada en nuestra gastronomía. Pero, además de por su sabor, son muchas las razones por las que el consumo de esta planta resulta tan recomendable. ¡Os sorprendería la cantidad de beneficios y propiedades que tiene! Conocido desde la antigüedad y usado como condimento en la cocina, como remedio en la medida natural y como ornamento en hogares o jardines, el perejil resulta una planta lo más versátil. Os animo a tomar nota de sus particularidades y a incluirla con más frecuencia en vuestros platos.

El perejil es…

Una gran fuente de vitaminas. La Fundación Española de Nutrición (FEN) señala que unos 100 gramos de perejil multiplican por dos la dosis de vitamina C que necesitamos a diario. También contiene grandes cantidades de vitamina A y K.

Un buen remedio para digestiones pesadas. Así, preparar una infusión con sus hojas para tomar antes de cada comida o incorporar esta hierba fresca en tus recetas, ayuda a regular el tránsito intestinal.

Un potente antioxidante. Entre sus propiedades también se encuentra la de prevenir el envejecimiento de la piel. Además, contribuye a evitar la caída del cabello y fortalece las uñas.

Un antiinflamatorio natural. Se trata de una planta perfecta para disminuir la inflamación. Por tanto, el consumo regular de esta hierba puede mejorar problemas en las articulaciones (como la artritis).

Un buen método para evitar la retención de líquidos. Sus cualidades diuréticas ayudan a eliminarlos del organismo. ¡Un té de perejil es perfecto para eliminar líquidos!

Además, hay que señalar que el perejil ayuda en la prevención de la diabetes y es beneficioso para el corazón (ya que su consumo favorece la regulación de sustancias que pueden desencadenar enfermedades cardíacas).

¿Cómo consumir perejil?

¡Su consumo diario es de lo más aconsejable! Puedes introducirlo en infusiones y tés, como condimento en tus guisos, en salsas, actuando de sazonador en carnes y pescados, incluyéndolo en adobos y vinagretas… ¡hay muchas formas de incorporar esta hierba en tu alimentación! En mi sección de recetas encontrarás recetas sencillas a las que añadir perejil.

La importancia de consumir perejil fresco

Lo ideal es optar siempre por hojas verdes, ya que de esta forma se conservan sus propiedades. Una manera sencilla de disponer siempre de perfil fresco en casa es cultivándolo por ti mismo. ¡Yo tengo mi propia planta en casa! Os puedo asegurar que, además de resultar muy práctico, su espectacular sabor no tiene nada que envidiar al de los tarros de perejil seco de los supermercados.

A esto hay que añadirle su valor decorativo… ¿os animáis a montar vuestro minihuerto en vuestro hogar?

Consulta de asesoramiento nutricional

Comprueba por ti mismo lo que una buena alimentación puede hacer por tu vida.

Chatea o Llama

Ven a verme

Calle Pegaso nº 16, Alcázar de San Juan